General Electric, mal y de malas

Una buena noticia se asoma para quienes han invertido en General Electric y es que al no haber nuevas noticias de la compañía, es una buena noticia. Recordemos que esta gran industria, que alguna vez fuera pilar representativo del poderío norteamericano, al día de hoy se encuentra en un obscuro camino en donde no se ve como pueda salir por lo pronto. Sin duda esta situación es lamentable para una compañía que cuenta con más de 126 años de historia y que por si fuera poco, esta semana le han asestado otro golpe más luego de que UBS ha hecho una rebaja en el precio objetivo de las acciones de la compañía bajo el argumento de un deterioro de la demanda en lo que respecta a su unidad de energía, la cual es la parte medular en su plan de cambio de GE.

En una nota del analista Steven Winoker, del 5 de agosto afirmaba "Es necesaria una mejora del mercado energético para notar un impacto contundente en las ganancias, pero vemos señales de deterioro del mercado" además añadía "Aunque el coste sigue siendo un punto principal para el negocio, los mercados finales no son nada colaborativos en cuanto a precios, demanda y competencia... Y en cualquier caso, requeriría reducciones de costes aún más agresivas, encerrando a GE en un círculo vicioso”. Estas previsiones a la baja continúan castigando a General Electric que por ahora se mantiene inmerso en la mayor reestructuración corporativa de su historia reciente. El plan de reestructuración, para poner nuevamente finanzas sanas en la compañía, pasa por darle la vuelta a su negocio de atención sanitaria así como deshacerse de su participación en Baker Hughes una empresa de servicios petroleros, para poder de esta forma fraccionar eficazmente a la empresa, sin embargo llevar a cabo todo el plan se necesitará un plazo de 12 a 18 meses y cuando todos estos pasos queden listos, a General Electric únicamente le van a quedar los motores a reacción, las centrales eléctricas y también las unidades de energía renovable, estas última son para John Flannery, el director ejecutivo de la compañía, las que se encargaran de inyectar un poco más de vida a las acciones, mismas que actualmente han visto reducidas hasta la mitad de su valor en el último año, sobre todo los accionistas, son los que han podido ver como el dividendo fue recortado hasta la mitad, convirtiéndolo en su segundo recorte vivido desde la época de la gran depresión.

El descenso continúa

Por ahora el precio de la acción se mantiene en 12,50 dólares, este precio claramente es un reflejo que nos muestra como las malas noticias han venido a afectar a la compañía, para los inversores que apuestan a contracorriente quizás sea el momento indicado, dado el cambio que se supone se avecina en la empresa. Pero también hay que tener en cuenta, que existe cierta incertidumbre puesto que existe una posibilidad de que se dé un nuevo recorte en los dividendos y dado a la situación de caja que posee la empresa, este nuevo recorte podría ser mayor de lo que se había anunciado.

Para el segundo trimestre General Electric, mostró en sus resultados que la compañía todavía se encuentra en riña para cumplir con el objetivo de efectivo. En total consiguió 258 millones de dólares en flujo ajustado, que queda por debajo de la cifra reportada un año antes en el mismo periodo.

Últimas noticias

Alpari Trading

Es una empresa de brokers fundada en Rusia por un grupo de jóvenes que vieron en este negocio la oportunidad de crecer y al día de hoy, están cerca

0 comentarios

Emporio Trading

Emporio Trading es una compañía que ha logrado ingresar al catálogo de servicios financieros como una opción nueva y confiable capaz de afrontar l

0 comentarios

PoloInvest

Es una empresa de bróker que se ha convertido en una de las más populares en épocas recientes para aquellas personas que están a punto de tener su

0 comentarios