Venezuela y una catástrofe que continuará

Hace ya una semana que el presidente venezolano, Nicolás Maduro anunció una serie de medidas económicas que podrían considerarse radicales, tales como subir los precios de la gasolina a los precios internacionales, elevar los impuestos a las empresas así como elevar el salario mínimo en un tres mil por ciento y la medida más importante que es una conversión con la cual han eliminado cinco ceros a su moneda, que se suman a los tres que ya les había quitado el anterior mandatario, Hugo Chávez; con lo que su moneda paso de ser el bolívar fuerte a llamarse ahora bolívar soberano.

Aunque se podría pensar que tanto elevar el salario como “resanar” su moneda serían una buena forma de impulsar el mejoramiento del nivel de vida de los venezolanos, la verdad es que cuando tales medidas se comparan con la hiperinflación que padecen no se acercan a una solución real. Por su parte el FMI calcula que podría llegar a alcanzar en este año la asombrosa cifra de ¡Un millón por ciento! La medida de eliminar ceros de su moneda, no es más que un cambio estético pero que para nada resolverá de alguna manera el problema de la inflación en el país, ni mucho menos el desplome en el que se encuentra su economía.

Aunque el presidente Maduro, culpa a los bloqueos y sanciones impuestos a su país por parte de Estados Unidos, la verdadera causa del mal que aqueja a Venezuela es el control ejercido por su gobierno en todos los aspectos económicos. Hay que señalar, que además del país sudamericano existen otras naciones que se encuentran sancionadas por parte de Washington (Rusia, es uno de ellos) y sin embargo es en Venezuela en donde la moneda se ha devaluado más que en ninguna otra parte del planeta, el bolívar se encuentra perdiendo valor todo el tiempo a una velocidad incontrolable. Esto se debe a que la libertad económica no existe en Venezuela, es decir no existen conceptos tales como el libre comercio, las autoridades gubernamentales son las que fijan tanto los precios como los salarios que consideran además de derrochar enormes cantidades de dinero e imprimir billetes a diestra y siniestra sin control alguno. Lo peor es que mientras más controles buscan aplicar surgen más problemas de corrupción entre otros. La verdadera guerra económica no se está librando hacia afuera, sino al propio interior del país en donde los ciudadanos venezolanos mueren de hambre.

Venezuela ha dejado una lección: economías controladas y planificadas fracasan de manera estrepitosa en todas las ocasiones. Los gobiernos deben ser los encargados de la seguridad, de vigilar la propiedad de las personas, empresas y de imponer sanciones en contra de quien atente contra ellas; los empresarios deben ser los encargados de producir bienes y servicios, con base a las necesidades del consumidor, es decir, cada parte de la sociedad debe cumplir con una tarea que al final del día garantice el beneficio de la sociedad.

Pero, si el gobierno venezolano encabezado por Maduro continua sin desempeñar sus obligaciones de forma correcta lo más seguro es que el país seguirá sumiéndose y sumiéndose en este pozo sin fondo en que hoy se encuentra Venezuela.

Últimas noticias

Alpari Trading

Es una empresa de brokers fundada en Rusia por un grupo de jóvenes que vieron en este negocio la oportunidad de crecer y al día de hoy, están cerca

0 comentarios

Emporio Trading

Emporio Trading es una compañía que ha logrado ingresar al catálogo de servicios financieros como una opción nueva y confiable capaz de afrontar l

0 comentarios

PoloInvest

Es una empresa de bróker que se ha convertido en una de las más populares en épocas recientes para aquellas personas que están a punto de tener su

0 comentarios